9. LA GANADERIA: de la dominación animal a la dominación humana.


Diferentes teorías han tratado de explicar el motivo por el que algunas culturas humanas comenzaron a desarrollar sociedades jerarquizadas y dominadoras. La más extendida es la que afirma que tanto indoeuropeos como semitas tienen su origen en áreas geográficas que se desertizaron, lo cual pudo provocarles una ruptura con el modo de vida arcaico y la necesidad de emigrar en busca de nuevos territorios. Sin embargo, podríamos poner ejemplos como el de los bosquimanos de África o los aborígenes australianos que, aún viviendo en zonas extremadamente áridas, han conservado estructuras sociales igualitarias a lo largo de miles de años.

Otra teoría, que será la que desarrollaremos a continuación, es la que afirma que la domesticación de animales y el desarrollo de la ganadería extensiva como fuente única de sustento (sin agricultura), supuso una ruptura del vínculo ancestral entre humanos y animales (ver el tema 2 de la Europa Indígena Paleolítica). El ser humano de aquellas culturas, al doblegar por primera vez el espíritu de algunos animales, rompió un vinculo hasta entonces sagrado y aplicó estás técnicas de dominación al espíritu de los animales humanos.

En el documento Basic call to consciouness (“Llamada vital a la consciencia”) presentado por el pueblo nativo iroqués (Norteamérica) ante la ONU en 1977,  se define a los conquistadores que invadieron su territorio como indoeuropeos y explica el origen de dicha cultura a partir del inicio de la domesticación de los animales. Este es un extracto:

 

“El pueblo indoeuropeo que ha colonizado nuestras tierras ha evidenciado muy poco respeto por las cosas que crean y sostienen la Vida. Creemos que tal gente cesó su respeto por el mundo hace un larguísimo tiempo. Muchos miles de años atrás, todos los pueblos del mundo creían en el mismo Modo de Vida, el de la armonía con el universo. Todos ellos vivían de acuerdo con las Maneras Naturales.
 
Alrededor de diez mil años atrás, gente que hablaba los idiomas indoeuropeos vivía en un área que hoy conocemos como las Estepas de Rusia. En tal época, eran un pueblo del Mundo Natural que vivía de la tierra. Había desarrollado la agricultura, y se dice que había iniciado la práctica de la domesticación de los animales. Se ignora que fue el primer pueblo del mundo que practicó la domesticación de los animales. Los cazadores y recolectores que erraban por el área probablemente adquirieron animales al pueblo agrícola, y adoptaron una economía basada en reunir y criar rebaños de animales.


 
El juntar y criar animales señaló una alteración básica de la relación de los humanos con otras formas de vida. Puso en movimiento una de las verdaderas revoluciones de la historia humana. Antes de los rebaños, los humanos dependían de la Naturaleza para los poderes reproductivos del mundo animal. Con el advenimiento de los rebaños, los humanos asumieron las funciones que a través de los tiempos habían sido las funciones de los espíritus de los animales. Tiempo después de que eso sucedió, la historia registra la aparición inicial de la organización social conocida como Patriarcado. […] El proceso histórico que ha desembocado en el nacimiento de la Cultura Occidental es histórica y lingüísticamente originado por una cultura Semítico / indoeuropea, aunque sin embargo, haya sido comúnmente definido como tradición Judeo-Cristiana.” Confederación de Seis Naciones iroquesas" Llamada vital a la consciencia (Los Hau de no sau nee se dirigen al mundo occidental)

 

En esta misma línea de pensamiento Felix Rodríguez de la Fuente afirmaba:

 

“Esta corriente cultural empezaría por arrastrar al animal prehistórico de sus costumbres ancestrales, transformándolo de salvaje e inaccesible, en dócil y doméstico (y acabando por imponer) el látigo y la cadena. La cadena y el látigo sometieron al ser humano al mismo nivel que el ganado que trabajaba la tierra. […] Y en plena orgía de domesticación el hombre domesticó al propio hombre. Un profundo abismo separó lo salvaje de lo doméstico: lo libre de lo que tenía dueño. El hombre rompió el cordón umbilical que le unía a la madre Naturaleza.”
 
Por su parte Casilda Rodrigañez  nos dice:

 

“Los padres de nuestra civilización descubrieron lo que hay que hacer para convertir a un toro en buey y poder utilizar su fuerza sumisa para tirar de la carreta o labrar los campos: castrarlo cuando es muy pequeño; entonces inventaron la ganadería, tener un montón de vacas, de ovejas o de lo que sea, reproduciendo lo que interesa; se trata de dominar a la especie en cuestión para reducir su vitalidad sin matarla del todo para poder explotar la producción de esas vidas mutiladas. Este arte de la dominación, de la devastación y de la explotación lo aplicaron a la sociedad humana, para conseguir ejércitos para las guerras de conquista, y esclavos para el trabajo forzado”  

Y Humberto Maturana sostiene que:

 

“Yo pienso y propongo que la cultura patriarcal se origina fuera de Europa, en Asia Central, al surgir el pastoreo y el concepto de apropiación (de animales). Esto produjo la lucha contra el lobo, pues este animal necesitaba para sobrevivir  de los mismos animales migratorios de que dependía también el hombre. Y así aparece la primera dinámica que dio origen a la enemistad. Después, el enemigo ya no es el lobo, sino cualquier otro al que se excluya para apropiarse de algo. En la cultura matrística, la emoción fundamental era el amor. Con la defensa del ganado cambian las emociones. Se pierde la confianza en la dinámica de lo natural y se comienza a vivir el miedo y el control”

Otra consecuencia del surgimiento de la ganadería fue el origen del materialismo, o al menos eso nos dicen las evidencias lingüísticas La pista más clara nos la da la misma palabra ganado que viene de ganancia. Si nos remontamos a la época neolítica, tenemos el termino indoeuropeo pecu (pecuario) que derivó en pecunia (dinero). Y si nos remontamos aún más, hasta el idioma vasco (euskera) que puede considerarse la lengua más antigua de Europa ya que es pre-indoeuropea (es decir, resistió milagrosamente a las invasiones indoeuropeas), nos encontramos con que “riqueza” se dice aberatza, compuesta por “abere” (ganado) y “tza” (sufijo de abundancia). Parece ser, por tanto, que al contrario de lo que dicen los libros de historia, no fue la agricultura la que con sus excedentes creo la propiedad privada, la sociedad de clases, etc., sino que fue la ganadería.

 

Aes signatum. Las primeras monedas romanas eran láminas de bronce con imágenes de animales
Aes signatum. Las primeras monedas romanas eran láminas de bronce con imágenes de animales

Sobre el origen del término pecunia, esto es lo que cuenta Manuel-Antonio Marcos Casquero, en su árticulo “Pecunia. Historia de un vocablo”:
 
“Los antiguos etimologistas latinos mostraron una absoluta unanimidad a la hora de explicar el término pecunia, ‘dinero’, como vocablo estrechamente emparentado con pecu (‘ganado’), pecus -oris (‘ganado, rebaño, manada’) y pecus -udis (‘res, cabeza de ganado, carnero, oveja’). Así lo manifiesta Varrón cuando afirma que pecuniosus (adinerado) proviene de pecunia magna (dinero abundante), y que pecunia (dinero) deriva de pecus (ganado), pues el origen de estos vocablos se remonta a los pastores. Otro tanto hace Plinio el Viejo: pecunia se dice así por derivar de pecus -oris....

 

Y con ellos coincide San Isidoro de Sevilla, que se apoya en la autoridad de un pasaje ciceroniano (De rep. 2,9,16) para explicar el significado de pecuniosus como ‘ganadero’ o ‘adinerado’: Tulio [Cicerón] dice que inicialmente se aplicó este nombre a los que poseían abundante pecunia, es decir, pecora (ganado). Así los denominaban los antiguos; pero poco a poco, y por ampliación abusiva de su sentido, se aplicó este nombre a otros bienes.

En efecto, según el pasaje de Cicerón: La primitiva Roma, en sus orígenes, mantenía el orden castigando con multas consistentes en la entrega de ovejas o bueyes -pues antaño la riqueza consistía en la posesión de ganado y tierras, y de ahí que a los ricos se los denominase pecuniosi (ganaderos) y locupletes (terratenientes)- y no con la violencia o con suplicios.

Por último, otra consecuencia que produjo la domesticación de los animales fue la domesticación de las mujeres por parte de la nueva jerarquía patriarcal:

 “Tal división, tal acción de una parte de la humanidad sobre la otra mitad, no hubiera surgido si la especie humana no hubiera hecho el ensayo previo de someter a otras criaturas del universo. Pues el mismo método empleado para la domesticación de los animales sirvió para domesticar a la mujer, aprovechando el momento propicio de su necesidad de mayor solidaridad: el estado grávido y el parto” Juan Merelo-Barberá, “Parirás con placer”

 

“La similitud entre mujeres y vacas en tanto que animales de crianza es asombrosa. Nuestros antepasados aprendieron un día que las vacas se podían clasificar y seleccionar y ser montadas por ciertos sementales obteniendo una cierta producción de terneros. Y que la mecánica de la reproducción era parecida en todos los mamíferos. No es casual, pues, la coincidencia histórica entre la aparición de la ganadería y la dominación de la mujer por el varón.” Casilda Rodrigañez